Venta online brezo vallas Girona Venta productos peluqueria, belleza y estetica Xpels Venta ropa interior mujer Lintima Uniforme laboral ropa trabajo Global Uniformes Tiendas online Ecommerce ServiWebsi Créditos para su tienda online

 

 Principal

Contacto

Búsquedas en el sitio 

 

 

 

 

 

 

Murcianos por elección:   Antonio Álvarez Alonso

 

 

Cartagenero por adopción

 

Antonio Álvarez Alonso   (Martos, 1867 - Cartagena, 1903). 

 


Pianista y director de zarzuela, huérfano desde muy joven, cursó estudios junto a su hermano en la  Escuela Nacional de Música de Madrid, con maestros como Dámaso Zabalza, Emilio Arrieta y Corera. 



Su papel como virtuoso del piano fue discreto, pero sobresalió en la composición de obras musicales; escribió más de 20 zarzuelas en colaboración con letristas famosos de su época: Antonio Paso Cano, Tomás Rodríguez Alenza, Eugenio Gullón y Fernández de Terán, Enrique García Álvarez.
 


Residente en Cartagena desde 1897, permaneció en esta ciudad hasta su muerte que le sobrevino el 22 de junio de 1903. 



Entre sus obras destacan las zarzuelas: 

 

El gran visir, Las niñas toreras, El traje del alcalde y dentro de las composiciones, un cuarteto para cuerda, titulado Las hormigas; un capricho: Danza negra; marchas e himnos, entre ellos uno dedicado a la Virgen del Carmen; pasacalles y pasodobles, uno de los más conocidos fue Suspiros de España, compuesto en Cartagena. 

 

 



SUSPIROS DE ESPAÑA: el famoso pasodoble compuesto en Cartagena

 

 

Es una composición a ritmo de pasodoble creada por el maestro Antonio Álvarez Alonso, en la ciudad de Cartagena, con motivo de su estancia en esta ciudad. 



La popular melodía que ha recorrido el mundo surgió cuando el Maestro Álvarez ofrecía conciertos animando las veladas del café cartagenero La Palma Valenciana, en la calle Mayor de dicha ciudad.

 

 

Una noche, al terminar su actuación, enseñó a sus amigos una melodía en forma de pasodoble que había escrito sobre una mesita del café, y que pronto fue acogida con alborozo por su clara inspiración.
 


En su recorrido nocturno, se detuvo delante de la confitería España, ubicada frente al café de sus actuaciones, y contempló una confitura típica llamada "suspiros" (avellanas finas cubiertas de una porción de caramelo transparente), decidiendo bautizar la nueva partitura con la denominación de "Suspiros de España". 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes de información:  portaldecartagena.com y  Zarzuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

    

Inicio  Territorio  Municipios  Historia Murcianos ilustres Playas y deporte Arte Gastronomía Fiestas Cultura Artesanías Economía Población Contacto

serviweb servicios informáticos

 

Página web y posicionamiento SEO | Otros trabajos

 Comprar ropa en linea