Venta online brezo vallas Girona Venta productos peluqueria, belleza y estetica Xpels Venta ropa interior mujer Lintima Uniforme laboral ropa trabajo Global Uniformes Tiendas online Ecommerce ServiWebsi Créditos para su tienda online

 

 Principal

Contacto

Búsquedas en el sitio 

 

 

 

 

 

 

 

Murcianos ilustres:   Antonio Gálvez Arce  "Antonete"

 

 

Nació en Torreagüera, pedanía de Murcia capital, el 19 de junio de 1.819.

Muy pronto abraza los ideales progresistas a los que era afecto su propio padre. 

 

 

En 1.843 se casa con su prima hermana María Dolores y se instala en el Huerto de San Blas que era propiedad de un liberal murciano que siempre le trató con deferencia. De este matrimonio tuvo seis hijos.

 

 

Tuvo una azarosa vida, siempre vinculada a sus ideales políticos, con dos exilios en Argel, pero con una apego a su tierra que siempre le vio volver. De fuerte y resolutivo carácter, es prototipo del político español racial y de ideas fijas, que no duda en alcanzar sus ideales aunque sea alzándose en armas.

 

 

La época que le toco vivir y protagonizar, es la de la segunda mitad del siglo XIX, siglo que se inicia con la invasión napoleónica de España y el regreso del Rey Fernando VII, que con sus idas y vueltas y sus cambios de parecer respecto a su sucesión provocó las Guerras Carlistas, que aparte de ser guerras dinásticas, lo fueron también ideológicas y germen de lo que más tarde se ha dado en llamar "las dos Españas". 

 

 

Desde la muerte de Fernando VII en 1.833 se suceden unas décadas convulsas y de continuos cambios de gobierno, con dos Regencias (Mª Cristina y Espartero), una desamortización de los bienes en manos de la Iglesia, varias Constituciones (1.837, 1.845 y 1.869), el reinado de Isabel II y su exilio, una revolución (La Gloriosa 1.868), el breve reinado de Amadeo I de Saboya, para llevarnos al momento del levantamiento cantonal, ya en la Primera República, en 1.873. Tras la abdicación del trono de Amadeo de Saboya, se proclama el 11 de febrero de 1.873 la Primera República Española.

 

Se inicia con un gobierno presidido por Estanislao Figueras, que fue presidente del Gobierno pero no de la República, -que nunca tuvo un presidente-, al frente de una coalición de radicales y republicanos. La coyuntura económica y política era muy delicada, con la guerra carlista en pleno apogeo, un pais agrario y atrasado, y enfrentamientos constantes entre radicales y republicanos. Los radicales eran partidarios de la unidad de la nación mientras que los republicanos abogaban por una República Federal. 

 

 

De este modo se llegó a la ruptura de la coalición de gobierno y a la convocatoria de elecciones en mayo de 1.873, en la que los republicanos obtuvieron la mayoría. Pero dentro de las filas republicanas existían tres facciones, la conservadora, la izquierdista y la de centro, con ideas claramente enfrentadas. En esta situación, no se llegó a ninguna postura común y si al contrario al abandono de las Cortes de la facción más intransigente de los republicanos el 1 de julio de 1.873, que pretendía un estado federal, mediante la revolución desde abajo, ya que desde el gobierno no era posible. Este fue el detonante de las sublevaciones cantonalistas que se extendieron por gran parte de España (Valencia, Sevilla, Alicante, Cádiz etc...), pero que tuvieron su momento más épico en la ocurrida en Cartagena a cargo de Antonio Gálvez Arce, conocido como Antonete Gálvez.

 

El día 12 de julio de 1.873 la Junta Revolucionaria nombra a Antonete Comandante General de todas las tropas acantonadas en Cartagena, que en ese momento se compone de lo mejor de la Armada y no pocos pertrechos de armamento.

 

Con arengas inflamadas, consigue que se una a la causa cantonalista la marinería de los buques de guerra, e inicia con estos buques una serie de viajes de proximidad a varias ciudades costeras para solicitar el apoyo de las mismas. Así acude a Mazarrón, Aguilas, Alicante, Torrevieja o Vera y cumplimenta a las autoridades de estas ciudades solicitando fondos para la causa. También lo intenta con las ciudades del interior, acudiendo a Lorca y Orihuela, pero con escaso éxito, sobre todo en la primera que no recibe con agrado la visita de dos mil soldados cantonales, abandonando las autoridades la ciudad, y no permitiendo el Obispo Landeira, que residía en Lorca, ser cumplimentado por Gálvez.

 

Mientras tanto el General Martínez Campos sitia la ciudad, y comienzan a surgir las deserciones de políticos y militares del Cantón, como Roque Barcia o los militares Ferrer, Pernas y Carreras. 

 

Estos contratiempos lejos de desanimar a Gálvez le hacen envalentonarse más y realizar actos irresponsables como el enrolamiento de presidiarios para actuar de filibusteros. Ya en diciembre, el General López Domínguez sustituye a Martínez Campos en el asedio de Cartagena, cuando las desavenencias y las traiciones están a la orden del día en el bando cantonalista. El 4 de enero de 1.874 se produce el golpe de estado de Pavía, que promete a los militares sublevados el perdón y el reingreso en la carrera militar a los que se entreguen. 

 

En esta situación insostenible, entra en Cartagena el 12 de enero el General López Dominguéz, mientras Antonete Gálvez con más de mil hombres logra salvar el cerco a bordo de la "Numancia", y pone rumbo al exilio en Argelia.

 

Esta es la historia de seis meses de independencia del Cantón de Cartagena, hechos importantes en la Historia de España, y parte de la vida de un extraordinario personaje de la Región de Murcia, que equivocado o no, llevo a cabo sus ideales de un Estado Federal.

 

 

 

 

Fuente de información:  Sublevación Cantonal en Cartagena , "La artillería centralista en el bombardeo de Cartagena", Joaquín Vivanco,  Edición de Ángel Márquez.

 

 

 

 

 

 

    

Inicio  Territorio  Municipios  Historia Murcianos ilustres Playas y deporte Arte Gastronomía Fiestas Cultura Artesanías Economía Población Contacto

serviweb servicios informáticos

 

Página web y posicionamiento SEO | Otros trabajos

 Comprar ropa en linea

Remachadoras neumaticas | Cultura Galicia | Cobranzas | Valuaciones | Bruc Girona | Peritaje médico | Herreria artistica | Césped artificial